Inicio

Presentación

Terminé mi licenciatura en Ciencias Físicas en 1977, treinta y ocho años después, en 2014 toda mi producción versaba sobre adquisición del conocimiento, su valoración epistemológica, diferencias entre el conocimiento social y el individual, etc. ¿Qué sucedió para ese cambio?

Mi profesión, desde su inicio, se ubica en el área de la Formación del Profesorado, donde se tratan temas de enseñanza y aprendizaje, por esta razón mi inicial interés por la Física, cambia a otro sobre cómo se enseña ésta, y de ahí, a cómo aprende el alumno lo enseñado, para lo cual es crucial saber sobre las diferencias entre el conocimiento de ciencias socialmente compartido y el del alumno construido individualmente en un entorno social.

De este modo, me fui alejando de las Leyes de la Mecánica y la Física Nuclear, mientras me acercaba poco a poco, al ámbito del conocimiento, primero de la mano de mi maestro Piaget. Así, comencé a diferenciar tipos de conocimientos, a profundizar sobre las leyes que rigen el aprendizaje, a analizar cómo es el conocimiento del alumno o saber cuál es el mejor modo de fomentar sus competencias.

Génesis del Constructivismo Orgánico

En el ámbito profesional, el tiempo de docencia dejó tiempo para llevar a cabo una importante actividad investigadora como lo muestran los nueve libros y 52 artículos publicados, de los que 27 corresponden a revistas incluidas en el Journal Citation Report. Todo lo cual, lo fui paulatinamente integrando en una teoría del conocimiento al que denomino Constructivismo Orgánico (CO), así como el modelo cognitivo que en paralelo fui desarrollando. Ver aquí el progreso visual del modelo.

Esta teoría supone un proceso constructivo lento que dura desde 1980 a 2014, donde, sobre la base teórica que me aporta Jean Piaget, fue enriqueciendo con las aportaciones de otros autores como Ausubel, D. P., Carey, S., Castorina, J. A., Chi, M. T. H., Claxton, G., Coll, C., Delval, J., DiSessa, A. A., Driver, R., Inhelder, B., Marina, J. A., Pascual-Leone, J., Pozo, J. I., Rodrigo, M. J., Shayer, M., Vygotski o L.,Vuyk, R., y una base bibliográfica de más de 600 citas. Es justo que, junto a Piaget, por su fuerte influencia en mi trabajo, enfatice a otros dos autores: Juan Delval, discípulo de Piaget y que dio continuidad con excepcionales publicaciones y Juan Ignacio Pozo, un notable revisionista y ensamblador de temas cognitivos, tanto de producción anglosajona como europea.

Mi trabajo y producción se ha desarrollado en el ámbito de la educación y epistemología del conocimiento y, más específicamente, en temas de epistemología de ciencias, adquisición del conocimiento individual y social, aprendizaje, conocimiento del alumno y fomento de competencias. Si la producción en los primeros diez años está más diversificada y ligada a la Física de experimentos, diseño de materiales, delimitación del conocimiento del alumno, etc.; las siguientes décadas están marcadas por el estudio del conocimiento del alumno, para finalmente, en las dos últimas décadas, ir formalizando los hallazgos en la teoría del Constructivismo Orgánico que termina impregnando la producción de los 15 últimos años.

Es una realidad que los tres ámbitos de conocimiento en los que trabajo, a saber, Didáctica de las Ciencias (DC), Psicología Cognitiva y Epistemología del conocimiento, están fuertemente influenciados por la cultura anglosajona, esencialmente mecanicista y distante de las raíces piagetianas del CO más organicistas, lo que desembocó necesariamente en que mi producción tenga un marcado tono crítico de las otras propuestas de los ámbitos citados. Y es así como se entiende que la mayoría de los artículos muestren la siguiente estructura argumental: a) revisión de propuestas alternativas, b) carencias de éstas y c) soluciones desde CO.

Aproximadamente, más de la mitad de mí producción está vinculada, de un modo u otro, a CO y es esa la que aquí se expone en orden cronológico:

Comparando el Constructivismo Orgánico con otras propuestas

En referencia a autores que han marcado una época en el ámbito de DC y de la Psicología Cognitiva, hay que resaltar a tres de fama mundial: Ausubel, Vigosty y Piaget, cuyas propuestas se les ha criticado, parcial o totalmente desde CO:

  • La principal crítica a Ausubel es que en sus propuestas de enseñanza y aprendizaje, asimila la organización cognitiva del alumno a un modelo de red conceptual que sigue la lógica de clases; el cuál podría ser válido para conocimientos socialmente compartidos, como son los contenidos en los libros de texto, pero no el conocimiento individual, donde predomina lo psicológico sobre lo lógico, donde aparecen con frecuencia, efectos prototípicos en los procesos de categorización, efectos Gestalt en procesos de observación e inferencia o la presencia de contenidos procedimentales implícitos que el sujeto usa para resolver problemas cotidianos. Ver crítica más desarrollada.
  • Vygotski hace hincapié en la importancia del medio social en las construcciones cognitivas del sujeto, pero si bien es algo evidente y no se discute su presencia, la presión social no es en sí misma un mecanismo psicológico que explique las formaciones cognitivas. Se percibe en Vygotski ciertas asunciones empiristas al admitir que el conocimiento externo socialmente construido, puede ser apropiado directamente o sin mucha dificultad por el sujeto; esto es contrario al constructivismo donde todo significado y toda construcción cognitiva se hace en el interior del sujeto. Ver crítica más desarrollada.
  • Piaget es fuertemente criticado por el mundo mecanicista anglosajón dado que su obra tiene raíces organicistas, pero lo cierto que esas críticas se hacen más desde el desconocimiento de una gran obra sobre psicología cognitiva (Vuyk, 1985). Ahora bien, sí que es cierto que el medio cultural no es sólo un facilitador y un excepcional estimulante de la actividad cognitiva, como admitía Piaget, también la dialéctica social “obliga” a la mente individual a pensar de otro modo, a desarrollar nuevos recursos cognitivos y a procesar la información de un modo más eficaz. Ante las interacciones del sujeto en un mundo homogéneo, es importante diferenciar: los objetos según vínculos afectivos pues crean direcciones privilegiadas de interacción; los objetos naturales de los elaborados, los significantes culturales (signos, símbolos, palabras) o las mismas personas que mediatizan de forma significativa las interacciones. Además de la toma de conciencia autónoma, que Piaget trabajo extensamente, existe otra social, donde la interacción es modulada en mayor o menor medida tanto por el sujeto como por las personas presentes en ese espacio ya que pueden inhibir, participar, colaborar, etc., en mayor o menor grado, en la interacción y en los resultados de ésta. Ver crítica más desarrollada.
  • En el ámbito educativo han llegado un buen número de propuestas didácticas principalmente de la cultura anglosajona que han tenido un éxito inicial notables, principalmente por su fuerte difusión, y que poco a poco se han ido diluyendo una vez contrastadas con los resultados de clase. Propuestas tales como el “aprendizaje significativo”, el “cambio conceptual”, la “enseñanza por investigación”, las “concepciones alternativas” o los “mapas conceptuales” ahora son puestas en tela de juicio y su aplicación ha ido declinando. Sus limitaciones son comunes y están ligadas a una visión mecanicista y empirista del sujeto donde hay una clara indiferenciación entre lo lógico y lo psicológico, entre enseñar y aprender o entre el significado y el significante. En el ámbito de la psicología educativa, para interpretar al sujeto, se ha mantenido bien el “modelo de red conceptual” o el del “modelo del procesador simbólico” ambos también en el marco mecanicista. Ver crítica más desarrollada.

Extensión del Constructivismo Orgánico al ámbito de la Salud

En los años que estuve desarrollando el artículo “constructos orgánicos para una redescripción de la epistemología de la Ciencia”, tuve la necesidad de crear un nuevo constructo al que denominé ”Zona de Interacción Cognitiva” (ZiC) como base teórica para realizar los análisis epistemológicos en sustitución del constructo “teoría” de Lakatos, el cual estaría ubicado figurativamente en la zona donde la estructura cognitiva del sujeto interactúa con su medio semiótico y empírico. La ZiC supone un cambio de punto de vista para realizar análisis epistemológicos coherentes con el Constructivismo Orgánico situándose en lo alto, a vista de pájaro, donde se percibe una zona interior y otra exterior a la ZiC, y sobre todo, una frontera donde se da la interacción.

Entonces ví el potencial que tenía ZiC, pues el sujeto no sólo interacciona con su medio semiótico y natural, sino que, como entidad biológica que es, interactúa con su medio físico para alimentarse, respirar, hacer actividades, etc. De este modo, se me ocurrió un nuevo constructo al que denominé “Visión interactiva de la Salud” (en adelante ViS),

Entre 2017 y 2018 desarrollé la web “Salud sin Más” extendiendo la “Teoría del Constructivismo Orgánico” a la salud, y en el seno de esta teoría aparece el nuevo constructo ViS que impregna e hila de un modo orgánico las distintas fuentes documentales sobre salud, desde inicios de la década de los 90.

ViS parte del supuesto de que la salud se construye y desarrolla en un proceso de equilibración continua y sistemática en las interacciones entre individuo y medio tanto externo como interno. Nuestro organismo es la consecuencia de miles de años de evolución interactuando con el medio natural y social, y la posibilidad de dar nuestra carga genética a las nuevas generaciones es debido a haber desarrollado mecanismos de autorregulación cada vez más potentes, para poder compensar los desequilibrios constantes al interactuar con el medio. Ver aquí los fundamentos de ViC más desarrollados.

Contenido de la web

El esquema muestra, de un solo golpe, la estructura general de la web, desde mi actividad académica, hasta otras, más o menos alejadas de las académicas, pero también interesantes.

El esquema está diseñado de forma que en dos clic se pueda abrir cualquier contenido en formato pdf, el cual se puede bajar.

En la parte superior se deja un enlace para ojear mi currículo breve, y dentro de éste, un enlace a la totalidad del currículo académico, del cual, se muestra la mitad más significativa. Las actividades presentadas, se agrupan en tres secciones:

a) producción, lo más destacado del núcleo de mi producción académica como son los libros publicados, los artículos más relevantes y recientes y, en tarea docente, se muestra, por un lado, la docencia regular en la universidad (primer, segundo y tercer ciclo) y la docencia esporádica por invitación en otras universidades en seminarios, talleres, cursos, conferencias, etc.

b) diseños, se ha agrupado todos los diseños realizados en el entorno académico como son tablas (unas hechas a mano y otras con tratamientos de texto), presentaciones para las clases y conferencias y otros diseños tales como portadas, diseños de patente de balanza, proyectos, notas de investigador o memorias.

c) extras, se muestran actividades alejadas de las académicas como son algunos relatos medio fabulados medio reales, varias salidas al contacto con la naturaleza con sus correspondientes reportajes gráficos y en misceláneas muestro asuntos de salud, diseños para empresas, agendas de viajes, letras y coplas favoritas y otras cosas más.

 

WordPress Image Lightbox